The Peninsula Hotels: Del té con Bulgari en Macao al de Van Cleef & Arpels en Hong Kong.

La hora del té en Hong Kong no puede ser más natural ni más exclusiva... la inspira Van Cleef & Arpels.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Van Cleef & Arpels llegó a Hong Kong en 1975, su estancia en este rincón de Asia ha ido evolucionando desde entonces y se ha renovado por completo en los últimos meses tras las reformas realizadas en la que es su tienda más emblemática de Asia. Es precisamente para celebrar esta nueva llegada de las joyas de esta mítica firma francesa a Hong Kong, la excusa que se otorgan para invitarnos a tomar el té.

Días atrás hablábamos del arte con el que Bulgari servía el té en Macao y hoy traemos a nuestras páginas la naturalidad con la que Van Cleef & Arpels hace lo mismo, servir el té.

The Peninsula Hong Kong es famoso por su magnífica hora del té servida en el vestíbulo y es precisamente ahí y hasta el 30 de septiembre donde Van Cleef & Arpels sirve la mesa, los dulces, salados y el té; se trata de una propuesta gastronómica en la que, más allá del innegable protagonismo de los deliciosos tés asiáticos, se imponen los sabores y las formas naturales en todos sus bocados ¿la razón? la inspiración de esta hora del té está en la misma naturaleza que inspira las joyas de Van Cleef & Arpels.

Siendo como es Van Cleef & Arpels una firma francesa, los bocados dulces y salados que protagonizan su hora del té no podían seguir otra tradición gastronómica que no fuese la de nuestro país vecino, por eso no faltan los macarons (de albaricoque!) entre las propuestas dulces ni el clásico croque monsieur entre las saladas; tarta de limón y albahaca o de chocolate con chantilly, el clásico sandwich de pepino marinado con vinagre y eneldo o los rollitos de salmón son algunos de los bocados que se sirven a la hora de té en  el hotel The Peninsula, en Hong Kong.

Y como a una propuesta como ésta no puede faltarle de nada, puedes incluso añadir una copa de champagne y hacerlo disfrutando de la música clásica en directo desde el mediodía; además, salvo los domingos, si para cuando hayas terminado tu hora del té -que puedes disfrutar entre las 2 y las 6 de la tarde, te mueres por quedarte en los espacios comunes de este hotel, podrás hacerlo tomando un cóctel o una copa y disfrutando de jazz en directo.

Si para cuando llegues a Hong Kong, al hotel Peninsula, y te regales la hora del té más natural, francesa y deliciosa quedan todavía existencias, te llevarás una coqueta libreta de Van Cleef & Arpels.

¿El precio del carpricho? unos 42 dólares, eso te costará disfrutar de la hora del té de Van Cleef & Arpels en el hotel The Peninsula Hong Kong.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies